Jueves, 15 Enero 2015 - 9:45am

Cuestionamiento a nuevas autoridades será tratado por el Ministerio de Educación. Después de tres días la toma de la Universidad Nacional de Moquegua llegó a su fin.

El grupo de estudiantes que inicialmente se propusieron impedir que se instale la nueva comisión de gobierno por presuntos cuestionamientos, terminó aceptándola a cambio de no ser denuncias penalmente por los disturbios ocasionados.

Sin embargo su vocero, Juan Carlos Valera, enfatizó que dejaron constancia en el acta suscrita tras las conversaciones, su rechazo al presidente de la comisión Oswaldo Ramos y vicepresidente académico Julio Isique.

Durante la mañana de ayer, representantes estudiantiles, la defensora del pueblo Verónica Paredes y la nueva comisión, se reunieron en la Gobernación. La autoridad política Jaime Ventura no participó de las negociaciones.

Por la tarde, junto a la Fiscalía de Prevención del Delito, la nueva comisión llegó a la universidad para constatar el levantamiento de la medida.

Oswaldo Ramos explicó que aceptaron no iniciar represalias contra los jóvenes; y que los cuestionamientos a las nuevas autoridades serán tratadas por el Ministerio de Educación. También anunció que hoy evaluarán al personal administrativo y que en 15 días presentarán un plan de trabajo a la comunidad.

Durante la reunión, dos grupos de trabajadores que buscaban continuar en el cargo se enfrentaron verbalmente.

Comentarios