Jueves, 20 Agosto 2015 - 6:15pm

El Segundo Despacho de la Fiscalía Penal Corporativa de Ilo, logró una condena de 4 años de pena con carácter de suspendida contra el vigilante Tito Zela Mamani por el delito de hurto agravado y el pago de una reparación civil de 32 mil nuevos soles.

El vigilante fue sentenciado por diversas pruebas recabadas por el fiscal Raúl Salazar Lazo a cargo del caso, que acreditan que la medianoche del día de los hechos no fueron dos sujetos provistos de pistolas ni vestidos con uniforme policial quienes asaltaron el local de la Caja Santa Catalina ubicado en la calle Pichincha 428. Sino que el vigilante les facilitó abriéndoles las rejas de la agencia.

En juicio se visualizó videos de seguridad de la agencia bancaria de como el vigilante con pantalón oscuro y cuello de camisa abre la reja y deja ingresar a varias personas que no estaban vestidos de policías ni le amenazaron con su arma de fuego.

Asimismo se acreditó que no hubo un corte de luz en la agencia como reportó el acusado sino que los peritos encontraron la cuchilla de luz bajada.

Comentarios